15.10.12

BETLEM. Tierra prometida.

Betlem, C/Girona esquina Consell de Cent, Barcelona.

Tras varias críticas en blogs entendidos y haber leído una definitiva buena crítica por Pau Arenós, nos decidimos a ir al Betlem barcelonés. Tras una frustrada visita un mediodía veraniego, volvimos hace unos días a probar el local y sentarnos en su famosa terraza. Pero no pudo ser. Lo de la terraza, en lo del local sí que tuvimos más suerte y por eso estamos aquí delante escribiendo la crónica de la experiencia.

Como ya he dicho es difícil sentarse en la terraza. Ya iba sobre aviso y pude comprobarlo. Así que nos tocó sentarnos en unos altos taburetes en el interior. No están diseñados para que te quedes haciendo la sobremesa in situ, eso está claro. Pero vaya, tampoco son ninguna tortura persa y se puede comer sin problema.
Aquí una parte de la carta del local, aunque también tienen platos fuera de ella apuntados en una pizarra colegial. Estén atentos y dejen que les aconsejen.
Tras la introducción, los platos del día de autos. Una revisión bastante completa a lo que ofrecen aunque nos quedamos con las ganas de testear alguna cosa que había visto o leído por ahí. Pero la verdad es que disfrutamos mucho. No nos equivocamos con lo escogido y ahora les explico el por qué.


Ensalada de ventresca. Muy recomendable, con un producto de gran calidad en el que destaco por encima de todo el tomate (y la susodicha ventresca). Fresca y muy apetecible. (7.90€)
 Tostadas de Steak Tartar. Grandes bocados y muy sabrosos. Un acierto, con esa tostada crujiente deliciosa. (6.50€)
 Croquetas de jamón. Pero de jamón de verdad. No he probado unas croquetas más intensas y espesas en mucho tiempo. Un sabor tremendo. No confiaba demasiado al ver el precio, 1.90€ la unidad, pero tras probarlas no sé si incluirlas en la categoria de "la burbuja croquetil". Muy buenas.
 Bravas con romesco. Sin duda lo más flojo de la comida. Una salsa algo insípida y una patata mediocre. No pasará a la historia de la patata brava. A mejorar y sólo indicadas para los que gusten llenar el estómago sin más. (4.80€)
 Y para el final los platos estrella de la jornada:

Papada crujiente con puré de patata al limón...INCREIBLE. Éxito total, experiencia sublime. Un bocado divino que pediria cada día sin dudarlo. Una melosidad difícil de encontrar...Es uno de los platillos del año, sin duda. (7.50€)

Coca de sardinas. BRUTAL. Yo que no soy especialmente un amante de este pescado en concreto me pareció increible, la verdad. Buenísimas sardinas a las que tal vez sobraba la reducción modenera. Un plato imprescindible si les gusta la sardina, y si no les gusta tal vez también. Palabra bloggera. (8.40€)
En resumen, una más que recomendable experiencia en un local en el que se puede comer todo esto por unos 20€ si se ahorran las prescindibles bravas. Un restaurante antiguamente colmado que además está bien decorado, con gusto viejunil bodeguero y que tiene una fachada de madera color rojo estilo parisino que es para volverse loco. Y tienen un jamón al lado de la barra del que van cortando a demanda. Ideal.
Pueden ir con total tranquilidad. Tantos blogueros antes que yo no pueden estar equivocados. 

Porque ya saben que la verdad está en la blogosfera. O casi.

5 comentarios:

Neus. La meva Barcelona. dijo...

Me gusta, me gusta.
Me hace gracia pq siempre que ve la reducción de modena te tira atrás com o en el QUimet :)
Quería hacer un xist de navidad pero no me sale ninguno a esta hora :)
BOn dia!

David dijo...

jajaja Neus, la reducción de módena es el recurso del chef acomplejado, que dice Gordon Ramsay!! Pero no tengo nada en contra, el problema es que se utilice para todos los platos del mundo...

Sobre el chiste, iba a poner en el título algo de a Belén pastores pero al final no me atreví. Bona tarda ja!!

Víctor Ibáñez dijo...

Jo ja hi he anat tres vegades i es un bon lloc. Amb plats més encertats que altres, pero en general prou be.

Bon assortit de Vodka i Gin per fer una copa after-dinner. Això si, cal millorar les toniques. Preparar un Vodka-Tonic de Belvedere amb tonica Schweppes de llauna, no es el mes indicat :-P

Tinc pendent un tast dels seus entrepans.

Ernest dijo...

Ara mateix estic al Betlem!
La papada estava boníssima, però les escopinyes al vapor ( plat del dia) i una recomanació a última hora del propietari ( suquet de cues de rap) s'emporten el mèrit principal.
De tracte afable i proper, el propietari t'orienta i et recomana i se sent orgullós de la seva feina i del bon tracte al client.
Tornaré sense cap mena de dubte!
MOLTES GRÀCIES PER LA RECOMANACIÓ!!
I el Pedro que em va recomanar el teu blog

David dijo...

Víctor, jo sabia que no fallaria si a tu et va agradar... ;) Nosaltres no som de gaire de copes, però tens tota la raó sobre la tònica!!

Mític Ernest!! Quin bon gust i quina sort haver anat avui, que jo ni he dinat!! Gràcies a tu per pasar-te per aquí i comentar!! Aquí fem el que podem... :)