6.8.12

La Pizzeta, Begur. Y no hace falta pedir pizza.

La Pizzeta, C/Ventura Sabater 2-4, Begur, Costa Brava, Brava Coast.


Restaurantes en Begur hay unos cuantos. Conozco varios, sí. Pero ninguno tan recurrente como éste. Ni tan repleto siempre de gente. Ni donde la RCP sea tan ideal. Vaya, que se puede comer realmente bien. Pero es un lugar no apto para mucha gente y me explicaré ipso facto.


Miren, La Pizzeta es un restaurante de verano. De temporada de verano quiero decir. De esos privilegiados restaurantes que abren de marzo a octubre y cierran el resto, porque en esa temporada de verano se deben hacer de oro. Está lleno cada día. Y solo abre por la noche! Pero a partir de las 19'30h se puede reservar e ir a cenar (y hay que reservar siempre, no se presenten con la guitarra a improvisar...). Y con ese horario se empiezan a hacer a la idea de su público potencial. Hordas de turistas europeos de todas las nacionalidades se dan cita en este local y lo llenan desde ese momento hasta altas horas de la noche. Porque vale la pena. Pero amig@s, otro aviso: es un local muy children friendly. Mucho. La suerte es que normalmente los niños foráneos son bastante discretos. Pero por su privilegiada localización en una casa indiana de mitad S.XIX donde hay un gran patio, jardín y pérgola, pueden encontrarse con criaturas corriendo entre las mesas. Es la idiosincrasia del local, su ADN. A los niños les encanta, a los padres también. A los menos puntillosos, claro.*


Ya he hablado de su magnífica localización en esa impresionante casa indiana, ahora vamos a lo que más nos importa, a su comida. (Ojo, nos interesa todo entorno, y más si es histórico!)
En La Pizzeta no inventan nada pero no es un restaurante de pizzas. Sí, pero no. Lo es porque hacen pizzetas como la de la foto de abajo, pequeñitas ideal para niños, pero no es su plato estrella ni mucho menos. Yo hace tiempo que no pido pizzeta, la verdad. Su extensa carta, que pueden ver en su web, es variada y realmente interesante. Hay de todo, y últimamente se han empezado a atrever con una cocina orientalizada, con currys, por ejemplo. Evolución. En un restaurante turístico en un pueblo turístico. No estamos hablando de otra cosa, no lo olviden tampoco.
Pasemos a repasar algunos de los maravillosos platos degustados en ese más que recomendable escenario.


La ensalada de salmón es imprescindible. Aunque le sobre un poco del recurrido queso de cabra (...), el tamaño es considerable y es un festín. La pedimos siempre. Y ya saben mi historia con el salmón y bla bla bla.

La pizzeta que da título al restaurante. No es nada espectacular, lo comenté antes, pero resultona y sobre todo encanta a los pequeños. Las hay muy variadas, eso sí.
El curry rojo, de los que son picantes de verdad. Excelente equilibrio entre la cremosidad de lo que yo diría es leche de coco y un variado de gambas y verduras en su punto. Gran opción.





Grandísimo salteado de verduras, setas y vieras...Para quitarse el sombrero. Muy recomendable. Vierazas.
Ravioli abierto de langostinos y verduras. Disculpen la foto tras empezar a comer, pero claro...La verdad es que es un plato hiperrecomendado. Las verduras en un punto crudité espectacular. Brutal.
Sobre los postres, frutos rojos con crema de yogurt, y la espectacular Tartaleta de melocotón con vainilla de Madagascar...Sin palabras.


Para ir cerrando el tema, valorar que la carta es mucho más amplia (vean web) y que nos dejamos infinidad de platos espectaculares, como todas las carnes a la brasa, las pastas, de espelta incluso o la infinidad de ensaladas y entrantes para compartir que se van a encontrar.
En definitiva, una gran opción en la zona para la que hay que reservar siempre, ir preparados a encontrar una joven audiencia y donde van a comer realmente bien, y por unos comedidos euros, que es lo que cuenta.
Restaurante muy digno para unas vacaciones. Ideal.





*Excepto alguna voz algo estridente, nunca tuvimos excesivo problema con vecinos de mesa...así que lo pinto mal para que luego su potencial experiencia sea mejor. Yo volveré bien pronto.

PS: Vean que en algunos platos aún pecan del exceso del cocinero moderno. Queso de cabra, vinagre de módena y similares. Se les perdona.

4 comentarios:

Neus. La meva Barcelona. dijo...

Me gusta el sitio y los platos! con lo que me gusta la Costa Brava y este verano por una cosa o por otra creo que no lo voy a pisar :(.

Anónimo dijo...

Thank you for the outstanding posts

David dijo...

Pues hay que ir aunque sea un rato!! ;) Aunque te veo muy satisfecha con la playa del Prat!! ;)

David dijo...

Thank you for reading, my friend. If you're not spam. ;)