28.8.09

117. Corriendo por la Barcelona del 37. O haciendo la guerra mientras se corre una maratón.

Sesión literaria para el blog. Dos libros bien diferentes para el verano que toca a su fin. Por un lado, el imprescindible de Orwell “ Homenaje a Catalunya” y por otro, el más prescindible de los leídos hasta ahora del mítico Haruki Murakami, “What I talk about when I talk about running”.

  • Homenaje a Catalunya, de George Orwell.

Clarividente, como su 1984. Yo no sé si realmente existe mejor escritor inglés en el S.XX, porque no tengo ni idea de literatura inglesa, pero a mi, personalmente, me encanta este Orwell. Debe estar en el Olimpo de los buenos escritores, junto a Grossman, Lewis Carroll o Dante Alighieri.Si Rebelión en la granja o 1984 son libros básicos para cualquier lector que se precie, a cualquiera que le pueda interesar mínimamente el tema del que trata, la inefable y cansina Guerra Civil, este libro es una joya. Y no sé por qué no es lectura obligada en 2o de bachillerato en nuestros institutos. Una lección de realidad, un golpe en los morros de la romántica propia de la épica popular, lo que sería la realización antiglamourosa de lo que en algunos libros de texto se da como leyenda y como hecho. Una visión real del levantamiento civil dirigido por milicias sindicales y de partido contra el golpe de los militares rancios cuasifascistas comandados por Sanjurjo, Mola y Paca la culona, como afectivamente llamaba el gran Queipo a nuestro dictador nacional, Francisco Franco Bahamonde.

Así, el autor se deja de romanticismo y nos relata una guerra cutre, pobre, sin apenas acción en ese frente aragonés que más tarde seria un volcán en erupción, en lo que serian los primeros pasos de esa guerra entre las dos Españas, entre diciembre del 36 y mayo del 37. Lo mejor es la crítica a la forma de hacer esa guerra, entre ineptos y analfabetos desarmados que tenían que defender una república en la que pocos creian realmente. Empero, el punto álgido del texto se da para mi gusto en lo que serian “els fets de Maig del 37”, cuando los comunistas estalinistas acabaron por tomar el poder dentro de la zona republicana eliminando al POUM (¿la gran esperanza?) y a la CNT. Un complot desglosado paso a paso que deja las cosas muy claras.Tampoco vamos a creer en el contrafactual de pensar qué hubiese pasado en caso de no haberse producido esa escisión entre la izquierda antifascista.
Lo peor de todo, como dice Orwell, es que en aquella guerra poca gente creía en la democracia.
Si no lo han leído, háganlo y aprendan un poco de aquella España que se suicidó en 1936.

  • What I talk about when I talk about running, de Haruki Murakami.

Lo diremos rápidamente: no es una novela. Son simplemente los pensamientos en clave de semiautobiografía de Murakami sobre una de sus grandes aficiones, que no es otra, como habrán adivinado, que correr. Correr maratones, incluso a su edad, rondando ya los 55-60. Algo encomiable sin duda, pero que para un aficionado de sus libros, como hemos ido desglosando por aquí, no acaba de convencer. No engancha. Escribir sobre tus pensamientos antes, durante, y después de correr para que alguien lo lea posteriormente, no es lo más excitante del mundo. Pero aunque me decepcionó al principio, cuando fui acercándome al final me fue gustando mucho más, hasta el punto de lamentar su fin.
Murakami es un grande, una figura peculiar, y este libro lo demuestra. Y nos hace conocer de verdad al autor. Y eso es lo mejor de todo. Sentirme más cerca de Haruki ha sido sin duda lo más gratificante.

Larga vida (y muy sana) al REY.

8 comentarios:

Zelig dijo...

Yo sí se lo pregunto, dado que está usted versado en estos temas: sin esa escisión y lucha interna entre el bando republicano, qué cree que hubiera pasado. Expláyese sin más.

Valdi dijo...

Mire, no jugaremos a teorizar, pero yo creo que lo que hubiese salido tampoco hubiese sido una república como la que había, sin más. Es decir, la fuerza de los rusos era tal que posiblemente nos hubiesemos convertido en la Cuba europea del momento, por decirlo de alguna forma...o no, quién sabe. De todas formas dejaré que el amigo Young dé su opinión de calidad al respecto.

tom young dijo...

Bueno, bueno, tema apasionante sin duda.
Abans q res, y para decepción de románticos, ingenuos, demagógos y simplistas varios (no va por ustedes q conste), el hecho d q hubiera habido o no luchas internas en el bando republicano importa más bien NADA en el resultado final de la guerra,-y digo la guerra con armas, no la ideológica-, pq dsde el momento q la culona cruza el estrecho con las tropas africanas con la ayuda del amigo nazi, la guerra, para la República, está perdida. La superioridad militar, q no de hombres, del bando rebelde era total, y más tarde o más temprano hubieran ganado igual.
Puestos a hacer historia ficción, si hubiera ganado la República, pues probablemente hubieramos sufrido invasión nazi, hubiera habido desembarco aliado en la península rollo Normandía, o Sicilia al menos,y luego llevaríamos 60 años de democracia como algunos otros, hubiéramos recibido Plan Marshall, la diplomacia yanqui habría manipulado alguna q otra elección y habría evitado alguna victoria socialista o comunista, habríamos tenido terrorismo de extrema izquierda y no vasco, el 600 hubiera triumfado antes, y probablemente ninguno de nosotros existiría...
Bueno, se me ha ido la castaña...
Amigo Valdi, de acuerdo en casi todo lo q dice acerca de Orwell, sobretodo en lo q respecta al bando republicano, en el cual pocos luchaban verdaderamente por la República, guerra de pobres y otras.. pero lo siento, Orwell es muy parcial, es un trotskista redomado, al q se le escapan muchas cosas de la realidad catalana y española de la guerra, y al q le vence su odio bisceral hacia todo los comunista ortodoxo. Está claro q los desmanes del espionaje soviético durante la guerra civil fueron tremendos, está claro q se cargaron al POUM, metafórica y literalmente hablando, q consiguieron dejar de lado a la CNT, etc. Pero nunca, nunca me he tragado, las historias de buenos y malos sin fisuras, y la ayuda soviética sirvió y mucho a la causa republicana, que la aplstante mayoría de brigadistas internacionales eran comunistas, que el PC español fue clave para sustentar a la república en tiempos de guerra, y además no eran los únicos interesados en quitar de en medio a los anarquistas (el POUM eran cuatro, no nos olvidemos). Q parece q los socialistas, republicanos varios, nacionalistas varios no estuvieran ahí, vamos hombre!
Aquí la clave fue q la Francia del Frente Popular y Gran Bretaña dijeron a los republicanos, ahí os quedáis, y si ganan los fachas q os den por culo, pq nos importa tre pares de cojones!!! Grandes democracias vamos...

tom young dijo...

visceral va con V, collons!!!

Valdi dijo...

Tiene razón en todo, buen camarada Young, aunque no sé yo si lo de la historia ficción hubiese ido por ahí...
En lo que respecta a Orwell, pues si, es muy parcial, no olvidemos que se va al POUM y no a los comunistas por algo, pero vaya, que el mal que hicieron los soviéticos no sé si compensa el bien. Y es verdad que puede adolecer de no conocer al 100% la realidad española, que tampoco hay que olvidar que es inglés y se va directamente tras llegar aquí al frente...No es un especialista, pero a mi su versión me atrae, sin decir que sea cierta, ni mucho menos.
Qué vienen los Rusos!!!

tom young dijo...

También matizo yo. Para nada digo q la visión de Orwell no sea interesante, dsde luego lo es. Sólo comentaba q es muy parcial, y la guerra civil es algo tremendamente complejo, en ambos bandos, q no se puede ventilar en buenos, malos, y más malos todavía.
Otra cosa son los valores y las ideas, ahí ya sabemos quienes eran los buenos...
Pq duda usted de mi historieta ficción, acaso cree q Hitler hubiera permitido un satélite pro-aliado en un lugar estratégico del Mediterráneo?

Valdi dijo...

Hombre, no se puede dudar de algo que no podremos comprobar nunca(o si?), pero vaya, Hitler tampoco podía meterse en todas las expansiones del mundo. Tal vez si hubiese invadido España su caída hubiese sido más rápida, por aquello de no poder abarcar tanto...quién sabe...

Valdi dijo...

Ayer, homenaje a Murakami: 10 kms en 1h 10min.