7.1.15

CANTINA MACHITO. Que se sienta el power mexicano.

CANTINA MACHITO, Torrijos junto a Verdi Park, no reservan y te metes cuando acaba la peli. Barcelona en Gràcia.

La gastronomía mexicana, de todas las cocinas de México, vive en Barcelona una cierta época de esplendor hipsteriano de la mano de restaurantes con clase que reinventan (imagino) conceptos ya presentes desde hace mucho tiempo por estos barrios condales. Vaya, que restaurantes mexicanos ha habido desde hace mucho tiempo pero ahora están de moda porque ya saben. Y nos alegramos del hecho, sin duda alguna. Se abren muchos locales pero otros son verdaderos clásicos de la escena barcelonesa. Y el que nos ocupa está en esta categoría; no debe haber aficionado a esta gastronomía de reminiscencias aztecas o mexicas que no se haya pasado por allí. Yo, como siempre, tarde pero bien.

Cantina Machito es un clásico de la escena pre o after Verdi y esa mística ya nos atrae. Qué le vamos a hacer si vamos de culturetas gafapastas (aún se lleva el término?) a ver películas en VO... En todo caso es un clásico junto a otros restaurantes del mismo grupo como Teicawey o Chido, también sitos en el mismo barrio. Un emporio al alcance de Moctezuma y poco más. Así, en una sesión junto a Interstellar nos decidimos a debutar en Cantina Machito por todo lo alto, a pecho descubierto y por si nos perdíamos como McConaughey en la peli. Un homenaje. Y es que sigo sin hacerme a los términos gastronómicos que se manejan al uso. Nunca acabo de saber qué son Chilaquiles, enchiladas o quesadillas, o la diferencia entre ellos. Pero con voluntad y hambre, sin miedo porque todo, bien hecho, está de morirse.
Seguramente la razón por la que me gusta tanto la comida mexicana es porque siempre puedes comer mucha carne entre tortillas, a modo de bocata, con lo que el Paraíso Terrenal se siente mucho más cerca.

 Teniendo en cuenta que nos encontrábamos en medio de los excesos navideños, sabíamos que no podíamos pasarnos demasiado con esta cena. Así, moderamos o creímos moderar la comanda para no salir rodando o dejarnos demasiado dinero tras los 20 pavos del cine. Cantina Machito no es un local barato y hay que tenerlo en cuenta. Eso sí, es ideal para compartir entre muchos y eso amortigua el golpe. Hablo de salir a unos 20 y algo € por cabeza si vigilan y son mesurados, como fue nuestro caso.

Empezamos con un clásico que al final se nos hizo largo. Los Machitos a 9'5€ que eran una salvajada de cantidad. Aunque bien por el precio, claro. Acompañando, una marmita de cheddar del que tiene la curiosa habilidad de convertirse en plástico en cuanto se enfría (lo conozco bien de mi pasada experiencia como trabajador de multicines y de tener que limpiar sus efectos...). Una guarrada de las que me encantan, qué le vamos a hacer. Eso sí, puedes acabar hasta el moño del plato. Y se lo pueden ahorrar porque te ponen unos totopos cortesía en la mesa que luego puedes dipear con las salsas de los otros platos. Sin duda, fue lo único que sobró en la cena y no porque no nos gustase. No teníamos tanta hambre.
 Luego llegó la Orden de Antojitos, 15€. No es barato, ya les digo, pero la cantidad es generosa y entre dos se ventila sin problema. El único pero al plato es el bocado más oscuro. Una textura de la tortilla, si lo fuese, demasiado empalagosa o humeda con un relleno que no nos acabó de convencer. No puedo precisar qué era porque no conozco el término ni se nos presentaron los platos al modo estrellas Michelin. El resto, delicioso.

 Para finalizar y mostrar la ignorancia definitiva, la Orden de Tacos. Lo mejor de los tres platos, pero que es muy parecido al anterior (13€). No es lo mismo, pero casi que sí. De ahí mi proclama de ignorancia. Si los antojitos y los tacos son tan similares y lo hubiese sabido antes... Pero disfruté como un animal de bellota, no nos vamos a engañar. Sin discusión sería una elección a repetir. Acompañan a los tacos varias salsas, mazorca y frijoles negros. Claro, no quedó nada aunque a éste, y tras el baño de cheddar y los antojitos, llegábamos con la reserva mínima estomacal. Pero nunca hacemos prisioneros.

Una experiencia a 22€ por cabeza contando un par de Modelos y del que hubiese sacado el entrante y cambiado el segundo. Pero el tercero, todo para mi, por favor. 
Machito es una muy buena opción. Moderación y a por ellos, porque las tortillas y las carnes como la Tinga o la Cochinita (amor eterno) nunca decepcionan. 
Todo es bocadilleable, recuerden.

1 comentario:

Montse rhuandsam dijo...

Ayyy La Cochinita amor eterno también!!