23.3.14

ANAUCO. Venezuela carnívora y sin arepas.

ANAUCO, C/València 428, zona Sagrada Familia aún sin ser invadida del todo por guiris.
 Confieso que llego muy tarde a Anauco. Es de los locales que tenía en pendientes desde la época del hype de La Royale. Imaginen lo que ha llovido y las hamburguesas que nos hemos comido en el intermezzo. Millares seguramente porque de aquello de La Royale ya hace tanto que hasta los que solían defender aquello ya han sucumbido a la realidad cabezona en la que habitamos. Anauco no tiene nada que ver, por suerte, con ese local del upper pero siempre estuvo en las listas de hamburguesas a tener en cuenta en la ciudad, antes incluso de la aparición de muchos de los locales que ahora cortan la ternera en el ambiente hamburguesil. Por eso, tarde pero no mal, merecían visita para #burgerhunters y aquí la tenermos.

En Anauco son venezolanos pero no hacen arepas como en La Taguara del Born aunque seguro que las bordarían igual que sus compatriotas a los que visitamos hace tiempo. Tienen unas hamburguesas de escándalo y además el servicio es atentísimo y simpático. De todas formas sobre el servicio ya hace tiempo que teorizo acerca de cómo no tener prácticamente jamás una mala experiencia: compórtate educadamente y todo irá bien. Sé un imbécil y podrás hablar de que te han tratado mal.
Volvamos a Anauco, que se ha convertido en uno de los templos a los que volver pronto. Hacen sus propias hamburguesas diariamente con producto fresco y las ofrecen de diversas carnes y tipos, como es preceptivo. A destacar que son unidades carnívoras de 180 gramos, lo cual ya me hace amarlas para siempre. No me racaneen hamburguesas de 130 gramos que por menos de 150 no me muevo de casa.

Ternera, pollo, cerdo y la ínclita vegetal que para alegría de muchos ya se ha convertido en obligatoria en toda hamburguesería que se precie (aquí en base a un falafel). Varios entrantes y postres artesanos que esta vez no probé porque me pasé con la comanda. Y es que otra cuestión a considerar y que hay que valorarles mucho o muchísimo es que con la hamburguesa ponen un vasito de patatas. Sí amig@s, no lloren, vienen incluídas en el precio y hacen posible que no tengas que pedir nada más con tu superhamburguesa. Pero yo lo hice, por ustedes, para que viesen hoy algo más. Veamos.

Al llegar a Anauco sabía qué iba a pedir porque su web no está nada mal y porque no tenía claro como sería la ración cortesía de patatas. Así que fui a por unos aros de cebolla, clásico acompañamiento, y aunque estimables en cantidad tal vez algo pasados de aceite. No quedó ni uno, eso también, pero la cebolla se hacía difícil de encontrar a veces entre el frito y hay que decirlo. En otra ocasión probaría una alternativa si fuere menester.

Pero no habíamos ido a Anauco a comer vegetales fritos. Veamos la hamburguesa. Me decanté por la 007 (?¿?) dejando para otras ocasiones otras opciones más tropicales como la que lleva chutney de piña o la de boniato u opciones más sui generis como la de hash brown. Watermouth. En todo caso aquí ven mi elección junto a ese vaso con patatas de las buenas, también caseras como manda la tendencia. Una carne de alta calidad, jugosísima en boca y que ofreció grandes momentos orgasmáticos.
 Plano cenital para observar con detalle que no tienen cerveza artesana y tuve que pedir una industrial. Al menos no de las cansinas que se pelean por la puñetera petanca.
 Aquí un close up superclose para observar unas patatas fritas de verdad. Que se las traen con la hamburguesa!!
 Y aquí la maravilla del día. Una hamburguesaca (unos 8€) con un pan de los que no se rompe y lo aguanta todo, tuneado con sésamo y amapola. Aguanta hasta un huevo frito. Y bacon. Casi nada. Pedí que la hoja de lechuga fuese grande para compensar. 
No se puede ocultar que me gustó mucho Anauco. Fuera de circuitos hipsterianos y pretensiones artificiales se dedica a ofrecer buenas hamburguesas en una zona peligrosa para dejarse caer en temporada alta. La inagotable fuente del turista despistado que se traga un Paella d'Or a la sombra de las grúas es una tentación demasiado fuerte. Y los que aguantan en el barrio ofreciendo calidad tienen nuestro respeto (como los amigos de Bardeni en otro nivel). Anauco es hamburguesa y televisiones para ver deporte. 
Anauco es una hamburguesa de categoría sin más.
Y me pareció que la gente que lo lleva se merecen estos elogios.
Volver.


4 comentarios:

bacoyboca.com dijo...

Que tal de precio David?

David Bagelman dijo...

Pues entre 7-9€, la horquilla habitual :P

Rosa Elena Padilla Ramirez dijo...

A mi me encanta, para la próxima prueba los tequeños de entrada!!!!

David Bagelman dijo...

Gracias por la recomendación Rosa!! :)