8.12.13

REKONS. De vermuts y empanadas argentinas.

REKONS, Comte Urgell con Floridablanca, chaflán soleado matutino ideal vermut.
 Del restaurante-Bistró Rekons tenía alguna que otra buena referencia pero como saben que sólo nos fíamos de gente que haya acreditado cierto buen gusto comiendo bagels o bebiendo cervezas artesanas asiduamente, nos dirigimos a corroborar o no esa información. 
Nos encontramos con un local que vive en la calle, que tiene una terraza que parece hacer las delicias entre el respetable a la hora del vermut o similar y que suele estar llena o llenísima. No pudimos disfrutar de ella, con lo que nos tocó entrar y subir al piso de arriba al estar también al completo la parte de abajo en la que hay pocas mesas. El problema de subir al altillo es que no había mucha luz y las fotos son bastante pobres. Pero lo perdonan porque esto es gratis. Lo bueno de la parte de arriba es que hay como un pequeño reservado ideal para pasar desapercibidos si no quieren mostrarse al público. Oscuro pero acogedor, como la cueva de Gollum. Aquí las vistas desde el upper floor.
Rekons se define como bistró nominalmente pero no sé yo si la definición es muy correcta, o al menos no acabo de verlo claro. En todo caso es un local que se distingue por el vermut en vaso gordo con su naranja incluída y empanadas argentinas. Porque Rekons es un restaurante argentino y se nota en su especialidad. Empanadas de todo tipo, forma y sabores. Damos fe de que están muy bien. (Aunque la foto no hace justicia). 
En este caso probamos la de butifarra, la de chorizo, la de berenjena y queso y otra que no recuerdo ahora mismo. Todas muy correctas y aconsejables.
Compartimos una ensalada individual que podía perfectamente haber sido para cuatro personas. A lo grande. Un cubo de una ensalada total, con lechuga, zanahoria, manzana, tomates, berenjenas, setas, ricotta...un no acabar, en lo metafórico y en lo literal. Muy bien, agradable sorpresa.
Como plato contundente elegimos una milanesa. Como ven vuelve a ser a lo grande. Ensalada y patatas en el plato. Casi nada, podrían comer otros dos con este plato. No es una milanesa tamaño XXL como la de la Pizza Austral (mmm) pero es XL y con una diferencia sustancial: aquí le ponen rodajas de tomate natural, no salsa. Y la verdad es que queda muy bien y la hace contundente. Y sanísima a la vez. Carne vegetal. No sé si cuela.
Para el cierre aunque las pedimos al principio, la cazuela de patatas con salsa brava. Sentimientos encontrados. Decepción, o cierta decepción visual, pero sorpresa positiva en el paladar. Unas patatas que no eran bravas al uso y una salsa muy mejorable, pero que hacían un conjunto ciertamente agradable y del que dimos buena cuenta. Bueno, nos sobraron unas cuantas (a esas alturas íbamos a explotar) pero nos las llevamos a casa, faltaría más. Salsa (diría) industrial, orégano a toneladas y unas patatas más que aceptables. Extraña atracción que no puedo disimular porque me gustaron y eso es así. Uno tampoco es el summum de la exigencia cuando se habla de guarrindongadas.
Tienen montones de empanadas, ensaladas, bocadillos y cazuelas. Pueden comer mucho y bastante bien por poco más de 10€ y eso siempre hay que tenerlo en cuenta. 

3 comentarios:

Àlex Castells dijo...

Aquest lloc l'he descobert fa pocs dies i també em vaig dur una grata sorpresa. L'ensalada és increïble com li poden dir individual. I les empanades molt bones. Això junt amb el preu, no m'extranya que els caps de setmana al migdia estiguin a tope i mig :-)

Àlex Castells

David Bagelman dijo...

Està molt i molt bé. Informal, es menja bé i baratet, què més volem? :P

Eva Yañez dijo...

Hola! hace tiempo leí tu post y me gustó el sitio. Pero se me había olvidado. Demasiada información! Pero hoy, volviendo con mis niñas del cafe book babèlia (lugar que te recomiendo), han sido ellas las que me han señalado las empanadas que llamaban a la vista (más bien gritaban) desde la calle. Total que hemos entrado a cenar y nos hemos puesto las botas. Y ahora he caído que leí este sitio en tu blog!

Como estábamos a las 20:30, horario infantil de cena, me ha impresionado la cantidad de gente que hacía cola en el mostrador y se lleva empanadas "para llevar". La de jamón y queso ha triunfado para las niñas. A mí me ha encantado la de carne picante y la de calabacín. Pero me he quedado con ganas de probarlas todas.

Gracias x recomendar sitios tan buenos.

un abrazo!