23.1.12

187. BREAKING COOL.



Llegué a Breaking Bad demasiado pronto y demasiado tarde. Las historias del señor Walter White me cogieron allá en algún momento del año 2008 o 2009 en una fase vital en la que no supe conectar con una historia que yo identificaba con un profesor de instituto en calzoncillos, en medio de un desierto del lejano Oeste, en una especie de caravana ruinosa en la que abundaban gases tóxicos nocivos y corrosivos. Y no me pareció una serie a seguir. Y ahí quedó.

La insistencia de gente de la que me fio, en este caso mención especial para mr Young o cualquiera que sea ahora su alias, me hizo volver con ganas renovadas a ella. Gracias.

La experiencia Breaking Bad por la vena ha sido brutal.
Brutalmente violenta, brutalmente frenética, brutalmente acojonante. No solo nos encontramos ante un guión maravilloso, si no ante unas actuaciones memorables y unas escenas rodadas con absoluta maestria. Como dice otro buen amigo del blog, adoremos al nuevo Dios Gilligan y matemos a los falsos profetas.
Mención especial al desarrollo como personaje y como actor de Jesse Pinkman (Aaron Paul) y a secundarios como Hank (Dean Norris) o Saul (Bob Odenkirk), sin olvidarnos de Gus (Giancarlo Esposito) o Mike (Jonathan Banks).

Saben que no es costumbre del blog adelantar muchos datos sobre las producciones y siempre nos quedamos en comentarios generales sobre el producto, genial como es el caso, así que hoy no vamos a ser menos, pero no he podido evitar comentar tres aspectos que a mi modo de ver cambian la serie en el momento en el que se producen:

1. El episodio de la primera temporada que se inicia con el sr. White, o mejor dicho Heisenberg, retirándose de la escena de una explosión con una bolsa en la mano.

2. El momento "Get out of my territory".

3. Pollos Hermanos y el inicio del frenesí argumental. GUSTAVO.

Nada más. Si tienen la suerte de no haberla visto aún, disfrútenla, teniendo en cuenta que no van a encontrar nada simpático ni políticamente correcto en ella. Así es la vida.
A los que si la han disfrutado, a esperar la siguiente temporada, que ya queda menos.


PS: Y esto no tiene nada que ver con el hecho de que vea a White como un potencial ídolo, al ser el profesor gángster que todos llevamos dentro pero que al ser tan cobardes no sacamos.

6 comentarios:

Bob Bruce dijo...

De nada.

La siguiente y última temporada.

Su PS me ha hecho soltar una buena carcajada.

Pollos.

Bagel dijo...

Amigo Bob, esperando estamos esa quinta temporada...a ver cuándo nos llega. POLLOS.

Bob Bruce dijo...

Pues será para julio supongo.
POLLOS.

Bagel dijo...

Pollos.

Leonard Zelig dijo...

Pollos

Bagel dijo...

Amigo Pollo Zelig, pensé que el comentario iba al señor Bolaño jejeje