31.8.11

177. Summer of Bagel.

Sur-Norte. Norte-Sur.
Marrakech-Berlin. Berlin-Marrakech.
Agosto 2011.
  • Marrakech.
Tremenda experiencia en Marruecos a principios de agosto. 4 días de descubrimiento de una ciudad, de una cultura, de una forma de vida. Escuchar la llamada de las mezquitas un viernes a la caída del sol, en pleno Ramadán, desde una azotea con vistas a toda la ciudad, no tiene precio. De verdad, de poner la piel de gallina.
Una ciudad curiosa, de las que tiene una de esas medinas llenas de zocos laberínticos en los que es dificilísimo saber encontrar la salida. Unas callejuelas estrechas, llenas de gente, de vida, de motocicletas que te pasan volando a un centímetro, de agobio a veces, pero que tienen que vivirse alguna vez en la vida. La plaza central de la medina, Jma el Fna, no es lo más interesante del mundo, pero ver las serpientes, monos y demás fauna in situ, tiene su encanto. Monumentos interesantes, como los antiguos palacios o las tumbas reales, y con una parte de la ciudad menos interesante pero a la vez menos estresante, más europea, más abierta como es la parte nueva. Imprescindible si se agobian de tanta callejuela, pero con poco que ver.
E imprescindible la comida: el tajine de cordero con verduras, básico.

  • Berlin.
Tremenda ciudad, recomendadísima visita a una ciudad total. Una ciudad con una historia reciente, pero qué historia. S.XVIII-XIX, imperio, nazismo, guerra, guerra fría, República Democrática, antiguos barrios judíos, nuevos barrios turcos, zonas okupas, zona ministerial ultramoderna, y más. Una ciudad en la que necesitas varios días para poder hacerte una idea cercana a lo que es. No recomendaría menos de 5 días, siendo cauto.
Museos de primera línea, monumentos conocidos a nivel interplanetario, calles en las que perderse, avenidas en las que disfrutar, plazas en las que sorprenderse (para lo bueno y para lo malo) y gentes en las calles a todas horas. Viajar a Europa ya no debe ser lo que era, porque todo el mundo hace vida en la calle, en los bares, sale, se divierte y me hace pensar en cuando mucho ignorante iletrado decía aquello de que Europa era un aburrimiento y la gente era sosa. Yo los maldigo, por imbéciles.
A destacar: la imagen de la Puerta de Brandemburgo a contrasol, la zona de Gendarmenmarkt por su tranquilidad y belleza, y NEFERTITI. (En 2º plano, Pergamonmuseum y el muro, ese muro...).
No se la pierdan, que además hay mucha cerveza y no es una ciudad cara!!!

3 comentarios:

Microride dijo...

Es la hora de las reflexiones de las vacaciones!! Marrakech tuvo el placer de conocerla hace 4 años y realmente como bien dices es el descubrimiento de una cultura muy distinta con infinidad de lugares de interés. Y una gastronomía con unos sabores característicos :D Cuando tengas más tiempo hazte una ruta hacia el sur cruzando el Atlas y pernoctando una noche en haima. No tiene precio!!
Respecto a Berlin pues no puedo decir nada ya que todavía no la he visitado, la anoto en la lista. Y por supuesto ya te pediré recomendaciones para su visita, sobretodo por la parte gastronómica jejejejej.

Bob Bruce dijo...

Que gran ciudad Berlin! Como historiador interesado en el siglo XX, pisar la historia contemporánea y no la medieval o la antigua es una gozada.

Bagel dijo...

Amigo Micro, está más que claro que la próxima visita a Marruecos será al desierto sí o sí!!
Amigo Bob, totalmente de acuerdo!!