19.4.15

HUMMUS BARCELONA. Más sano que una manzana (del Eixample).

HUMMUS BARCELONA, C/València entre Balmes y Rambla Catalunya junto al Cornelia & Co, antiguo Dolso.

Mucho tiempo sin actualizar y muchas comilonas insanas en el intermezzo. Cosas que verán la luz próximamente y cosas que se quedarán en algún cajón virtual de la nube interneutica. Había que poner fin a la sequía con un bang y aquí les traigo un nada pretencioso y pequeño restaurante vegetariano que se queda muy cerca de ser vegano y que merece nuestra atención.

Cerró Dolso en otra de esas muertes anunciadas al no poder hacer frente y quedarse estancado frente a Cornelia o Toto que están a menos de 10 metros a la redonda. Llegó la decoración industrial cuqui de diseño milimétrico y Dolso palideció esperando el día de echar el cierre. Y llegó como llega la muerte hasta el último rincón. Y el local quedó vacío y huérfano de propuesta, pero por poco tiempo. En unas semanas se había instalado allí una gente que traía algo diferente y por lo que puede hacer frente a los monstruos caníbales que tiene como vecinos: un restaurante vegetariano de menú barato y con comida para llevar. 
Así llega Hummus Barcelona al barrio, con cocinero vegano y una carta que a excepción del uso de algo de huevo y leche en algún rebozado o postre podría ser 100% vegano también (si avisan pueden hacer menú vegano según nos contaron, sin problema). Gente joven, atenta, simpática y que se están haciendo aún al barrio en horarios largos y de siete días a la semana. Gente a la que desear éxito por su valentía y sobre todo por huir de la pretenciosidad vegetariana que asola la ciudad en la que algunos locales que se ponen de moda pretenden cobrar 25€ por una col rizada. Aquí no. Por eso nos gustó. Y porque trabajan el hummus y siempre fue un plato estimado por quien les escribe (y porque a ver, consistía en triturar garbanzos sin mucha complicación y siempre quedaba resultón en aquellas reuniones en el piso de soltero años ha).

Vamos a lo que nos interesa. Llegamos y nos pusieron un entrante basado en crudités y aceite aromatizado para mojar y no parar. Muy bien. Gusto potente.


Pedimos evidentemente pan de pita en cantidad y no nos arrepentimos. Hubo buenas excusas para dar buena cuenta de él. Dicen hacerlo ellos y lo hacen bien lustroso, grande, XL y consistencia máxima.

Otro clásico del vegetarianismo son los falafel y tenían que caer. Pero hay que decir que fueron seguramente lo más flojo del ágape. Demasiado espesos, algo harinosos y poco sabor. A mejorar.
 Pero el plato que tienen con su variado de primeros platos fue una maravilla y no se puede negar. Ensaladas variadas, porciones de verduras, cremas... Muy completo y sabroso de verdad. Un plato a compartir que vale mucho la pena. Existe en versión menú algo más pequeño pero la verdad es que las raciones son grandes.
 Detalles maravillosos alcachofiles...
 Excepto la remolacha de la que no soy muy fan, el resto muy de nivel, con mención especial a la berenjena y a la ya mencionada alcachofa. MUY bien.
Y el plato estrella que da nombre al local, el Hummus. Lo hacen hasta en tres (o eran cuatro?) versiones diferentes, desde el clásico hasta el que aquí tienen y que es con habas egipcias. Un toque diferente como pueden ver, con esas piezas de lo que vendría a ser una especie de frijol rojo. En definitiva un plato que no decepciona. Muy suave, muy cremoso y con la pita XL de acompañante hasta el final. Un final que consiste en repelar todo el plato, evidentemente.

Una comida que sale por unos 13-14€ por persona y que deja más que satisfecho aunque seas un zampabollo sin remisión. 
Además de no tener sentimiento de culpa por la carne, la grasa y demás dilemas morales asociados al consumo de cosas con ojos. 
Sí, hasta yo puedo ir a un vegetariano y no morir en el intento. Anímense ustedes.


2 comentarios:

Arantxa Ruano dijo...

Al habla una hummus-adicta! Recuerdo haber probado un sitio así en Nueva York y pensé que un concepto similar triunfaría en Barcelona. Con esos precios les irá bien y yo tardaré poco en acercarme a probar las cuatro versiones que dices hasta que se me ponga cara de garbanzo.

Silvia Martinez dijo...

Hola, fuimos por que lo recomendaste, y la verdad...no se si los lunes no les sientan bien, pero te aseguro que no repetiré...a excepción del hummus, lo demás no valia la pena, lo siento!