24.2.09

CII. ROMA.

Hace ya un tiempo llegó a mis humildes manos esta serie basada en los albores de la configuración del Imperio Romano. Presentí entonces, por deformación profesional, que no me iba a defraudar y que además tenía una pinta magnífica. Tras empezar a disfrutarla con pasión, avatares de la vida me llevaron a tener que aparcar el visionado de su primera temporada durante mucho tiempo, demasiado. Y entonces me propuse seguir donde lo dejé. Y así hice. En un tiempo récord conseguí acabar esta 1ª temporada, de hecho hace unos minutos, y aquí estoy contándoles mis impresiones.
ROMA es una serie básica en la historia de la TV. Una televisión que como ya hemos hablado en otras ocasiones se ha convertido en el refugio del buen gusto cinematográfico, cuenta desde hoy para mi con otro hito inigualable. Miento, mi pasión por Roma sólo es equiparable, ya lo saben, a Lost.
Sigo en estado de shock tras este final. Increíble.
¿Dónde radica el éxito de la serie? Hay diversos factores en mi opinión.
Para empezar, no es una serie de acción. No hay grandes batallas, sólo esbozos. Las batallas se suponen, no se enseñan. Ya hemos visto miles de batallas, para qué gastar más presupuesto. Al contrario, la violencia que se muestra, es la privada. Aquí no se escatima en realismo. Y mucha sangre. Es un detalle básico para mi, el cómo se evita el espectáculo y se centra en los espacios cerrados, pequeños, claustrofóbicos. Es otro de sus puntos fuertes, el aroma a teatro que destila. No sé si es típico de las producciones inglesas de antaño, pero ese look teatral, con grandísimos actores ante todo, es la guía de la serie. El actor que interpreta a César, es mi favorito. Su escena con el Faraón-niño de Egipto es antológica. Irradia el poder que se le supone. Un Dios.
Todos los detalles de la serie están muy bien cuidados, la ambientación, el vestuario, la vida cotidiana, el pregonero, los edificios, la política, el SEXO sin tapujos sin moral castrante que valga, etc. Todo es un acierto. Y los guiños del guión a interpretar diversos hechos históricos sugiriendo que los protagonistas, ficticios, tuvieron algo que ver, son maravillosos (me quedo con el inicio de la guerra civil entre César y Pompeyo). Resumiendo para no alargarme más: Imprescindible. Y si les gusta la historia, más todavía. No esperen acción, es una serie pausada casi siempre, intimista y con un trabajo de actores para quitarse el sombrero. Esperando estoy a poder empezar la 2ª temporada...

19.2.09

101. Genialidades.

Sin más. Han vuelto para quedarse durante un tiempo. Larga vida.

14.2.09

100. Centenario.

Mucho tiempo ha pasado desde el inicio de la andadura de éste, su blog. No he mirado la fecha del primer post, pero debió ser cerca de hace año y medio-dos años tras ver aquella gran película "La vida de los otros" (no, no tiene nada que ver con Lost...). Las ganas de comunicar al mundo mi humilde y prescindible opinión a imagen y semejanza de mi querido y admirado Zelig, me hicieron emprender esta aventura bloggil que hoy llega al post oficial número 100. De hecho, si contara todos los post no numerados también publicados, iríamos ya por el 120 o algo así, pero bueno, las cifras son las cifras y por eso le he puesto el 100 a éste. Y por esta misma razón, por no ser de verdad el número 100, tampoco me voy a extender mucho más.
Agradezco a todos los que visitan esta página, a todos los que la hacen funcionar con sus comentarios y a todos los que han pensado alguna vez en entrar e incluso lo hicieron, su interés y colaboración. Saben que les quiero. A todos, aunque a algunos más y a otros menos!!!
Humor bageliano.
Seguimos en la lucha. Hasta la victoria siempre. O no.