13.11.11

183. Berlusconi, La Noria y el mundo 3.0

Había escrito una larga introducción sobre el por qué no escribía en el blog sobre política desde ya no recuerdo cuándo. Pero lo he borrado, no interesaba. Quiero decir que interesaba aún menos de lo que viene a continuación.

Verán, asisto atónito a algunos acontecimientos que perturban mi letargo. Uno para bien y otro para mal, pero con un trasfondo que intuyo más parecido del que pareciera a primera vista. Pasemos a analizar los hechos:

- La Noria de T5 entrevista de forma inmoral, pagando pecunia, a la madre de un supuesto encubridor de un horrible asesinato. La red, el medio 3.0 (ya es antiguo el 2) hierve ante el hecho y empieza la indignación. Boicot al programa. Los anunciantes, en una operación de marketing o de conciencia, eliminan la publicidad del dicho programa, como si de un apestado se tratase. Cuestionable porque es algo que el programa y la cadena han hecho desde siempre, pero bien, positivo. El programa, por lo que parece, tendrá que cambiar la línea editorial, los contenidos, si quiere recuperar los anunciantes, la pecunia.

- Berlusconi (y Papandreu). El desastre de Italia, el hundimiento de una potencia económica europea puede arrastrar a toda esa Europa al apocalipsis (más?). Así, los mercados mundiales que no confían en el Presidente, boicotean su recuperación. El incapaz, ha de irse. Que vuelva la confianza. Que cambien los contenidos, como en La Noria. Sustitución. Pura y dura. ¿Dónde queda la democracia teórica? ¿Aquella que al menos nos hacía creer que votábamos para elegir? Ahora, sin tapujos, los mercados, los lobbies se muestran como son: los que ponen y quitan. La pecunia, por encima de todo.
A su antojo. Miedo ante la situación. Terrible lo que pasa. Y nosotros como si nada. Pronto lo veremos aquí, y entonces, indignados. Ya está pasando.

Síntomas de un mundo que cambia. Para lo bueno, y para lo malo. Ridi pagliacci.


PS: Y no siento ninguna pena por Berlusconi, el personaje más dañino para Europa en los últimos 30 años.

2 comentarios:

Bob Bruce dijo...

Respecto al tema Noria, la hipocresía de los anunciantes es tal, que creo que me da más asco aún que la Noria en si. Respecto al programa, su nivel de exacrabilidad es altísimo, y el caracráter es una de las peores personas que he visto nunca en la tele, pero señores, nadie nos obliga a verlo. Si llega el día en que no lo ve nadie, se acabará el programa.

El tema Berlusconi acojona, la verdad. Qué triste que no hayan sido los italianos los que se lo hayan cargado! La democracia se muere señores!

Bagel dijo...

Del tema Noria, que se hunda sola y de forma miserable. Estamos de acuerdo.
El tema Berlusconi-Papandreu da mucho miedo, sí. El mayor problema de Italia, sin embargo, es que ha caído Berlus, pero no el berlusconianismo, que no ha sido derrotado si no apartado. Dificil futuro nos espera.